¿Te has preguntado si en tu restaurante la composición de las mesa es la correcta?

Si esto te suena a chino aqui te explicamos de que se trata.

La ocupación de la mesa nos da una indicación clara de cuánto ocupado está un restaurante. 

Lógicamente, si la ocupación de la mesa se acerca al 100%, es casi seguro que habrá clientes esperando por su mesa. 

La ocupación de la mesa se calcula dividiendo el número de horas de mesa utilizadas (número de cubiertos multiplicado por la duración media de la comida) por el número de horas de mesa disponibles (número de mesas multiplicado por el número de horas en cuestión) 

Por ejemplo, considere un restaurante con 50 mesas. De 19:00 a 20:00, 40 de esas mesas están ocupadas. El tiempo medio para comer es de una hora. Por lo tanto, la ocupación de la mesa es igual a 40 x 1 dividido entre 50 x 1 = 40/50 = 80%. 

La ocupación de los asientos nos da una indicación de cuánto se están utilizando las mesas del restaurante. La idea aquí es que las mesas ocupadas tengan el menor número de asientos vacíos . 

La ocupación de asientos se calcula dividiendo el número de horas de asiento utilizadas (número de clientes atendidos multiplicado por la duración media de la comida) por el número de horas de asiento disponibles (número de asientos multiplicado por el número de horas en cuestión). 

Considere el mismo restaurante de 50 mesas y suponga que el número total de asientos entre esas 50 mesas es 100. De 19:00 a 20:00, 60 asientos están ocupados entre las 40 mesas ocupadas. Por lo tanto, la ocupación de asientos es igual a 60 x 1/100 x 1 = 60/100 = 60% Hay que tener en cuenta que un restaurante puede tener una ocupación de mesas alta, pero tener una ocupación de asientos bastante baja, por ejemplo, cuando numerosos individuales o parejas ocupan mesa de cuatro. 

Este es un claro ejemplo que nos demuestra que el restaurante tiene una mezcla de mesas mejorable .

Copyright © ReStratego Consulting 2021 Restratego Consulting | Desarrollado por ReStratego